miércoles, 21 de septiembre de 2011

Pijadas: RADIOGRAFÍA DE UNA GRAN MENTIRA PARA NADA PIADOSA

Algunos me dicen que no es inteligente mi postura, aunque yo prefiero pensar que es más honesta y ética que otra cosa, pero bien sabe Yves que aquí servidor nunca ha sido de oir, ver y callar así se le cierren profesionalmente todas las puertas del mundo:


Hoy le echaremos un pulso a la moda española:


Empezaremos a lo Sunset Boulevard, como si de William Holden flotando boca abajo y narrando nuestra propia muerte se tratase. 

Una imagen que refleja perfectamente el estado en el que creo que se encuentra la moda de nuestro país:


España se hunde, y en contra de lo que muchos piensan, el primer sector en caer no ha sido el del ladrillo pues ha habido sectores como el del traperío patrio que ya estaban tocados de muerte desde hace muchos años. Pero vayamos un poco hacía los principios...

Hubo un tiempo en el que el traperío patrio tuvo conciencia de industria. Corrían los años 80´s, hacía ya años que una losa de 1500 kilos había enterrado el franquismo, y nuestro país luchaba desesperadamente  por salir de una imagen casposa de destetes, Rodríguez persiguiendo falo en ristre a impúdicas suecas por las playas de Benidorm, familias numerosas que eran premiadas por el Estado y que nos recibían en su cómodo salón-recibidor bajo la atenta mirada de alguna cámara del NO-DO, sombreros de Tío Pepe o amas de casa que iban a hacer la compra con la cartilla de racionamiento.

Tiempos en los que Manuel Piña o Joaquín Verdú asombraban con sus maravillosas creaciones en punto, Jesús del Pozo era el genio que ahora, tras su muerte, muchos reivindican, Sybilla volvía locos a los japos y Adolfo Domínguez promulgaba aquello de "la arruga es bella" mientras vestía a Sonny Crocket y Ricardo Tubbs en sus andanzas policiacas a la busca y captura de algún narco colombiano por los pantanos de Miami:


Por aquel entonces vivíamos en una época políticamente más ingenua, los políticos buscaban la modernidad y dejaban lo de llenarse los bolsillos para tiempos mejores. Así, a principios de los 80´s había tres ferias que convivían en perfecta armonía: la de hombre (Barcelona), la de mujer (Madrid) y la de niño (Valencia). Pero como este es un país de mediocres y los políticos empezaron a dejar de pensar en el pueblo para mejor dedicar sus esfuerzos en poner calefacción radial en su chalet de La Moraleja, la cosa duró poco.

Esto unido a esa rivalidad tan de subnormales y catetos que siempre ha enfrentado a Madrid con Barcelona hicieron el resto, eliminando de raíz lo que podía haber sido una gran manera de hacer llegar el "made in Spain" a todo el mundo.

Así que a día de hoy, Valencia ha muerto y Barcelona ha desaparecido, quedándose Madrid esperando a que el reloj marque las doce cual Gary Cooper en "Sólo ante el peligro", con la salvedad que en vez de acompañarse de dos mujeres de bandera como Grace Kelly y Katy Jurado, se encuentra rodeado de una pléyade de modelis de segunda fila algunas de las cuales nos venden como "de gran repercusión internacional" solamente porque han hecho una campaña de Clase A alguna vez en su vida:


Y es que nos venden Madrid como la cuarta pasarela del mundo y a mi me entra la risa floja. ¿A quién tenemos que quitar de la lista para que Madrid esté la cuarta? ¿Nueva York? ¿Milán? ¿Quizás París con la muerte de McQueen y la despedida y cierre del marica de las S.S.? ¿o a lo mejor es que Londres es menos importante a nivel de repercusión internacional que la sede de la diosa Cibeles?. No hijos no, hasta Sao Paulo está a años mil.

Es que ni siquiera estamos en el circuito!. Somos tan arrogantes, con la gallardía esa que siempre caracteriza al ignorante, que hacemos que nuestra Semana de la Moda coincida con la de Londres, no vaya a ser que algún líder de opinión en esto del fashionerío se deje caer por estos lares. Para que presenciar el desfile de Christopher Bailey en Burberry Prorsum, Christopher Kane, Vivienne Westwood, Paul Smith o Mary Kratantzou si podemos ver el de María Escoté o Carlos Díez... donde va a parar por Tutatis!!! Están locos estos ingleses!!!:


Vale que tenemos a Loewe (que ya es más francés que otra cosa por mucho que labren Madrid en sus prodigiosas napas y que Enriquito haya sido nombrado presidente vitalicio de la empresa, que es una manera fina de mandar a tomar por el culo a alguien y convertirlo en un convidado de piedra) e incluso a Tous, que por más que lo intento no me explico la clave de su éxito.

Si, si, ya sé que Desigual vende (horreur!), que Mango y ZARA dominan el mundo (aunque estoy hablando más de creatividad que de buena gestión de empresa, así que no debería ni mencionarlos), que el Grupo Puig anda codo con codo con los grandes holdings del lujo, que Adolfo Domínguez cotiza en bolsa o que marcas pequeñas como El Ganso no paran de crecer, pero en lo que se refiere a "creadores" (esa palabra que detesto para referirse a meros artesanos) andamos más bien escasitos.

Dudo mucho que vuelvan los tiempos en los que tengamos a un nuevo Cristóbal:


O que alguno se ponga a desbaratar chatarra y se convierta en un Francisco Rabaneda 2.0.:


Y sobre todo hasta que esa mierda llamada ACME desaparezca. ACME, personalmente, me parece una asociación de mangantes (en su mayoría, no todos), que ni venden ni producen y de lo único que viven es de subvenciones que pagamos todos los españoles (sangrante lo visto ultimamente de esos 60.000 euros anuales de media que reciben como mantenimiento de sus páginas webs. Páginas web que, nuevamente en su mayoría, son una soberana mierda que en el mercado no cuestan más de 1500/2000 euros).

Gentuza que se ha montado un chiringo de puta madre y que se llaman diseñadores de moda solamente por mostrarnos 2 colecciones al año que rara vez verán la luz y que se ponen a preparar un mes antes (los más aplicados) vendiéndonos esos últimos retoques de backstage como un frenesí propio del traperio y no como un tocamiento de huevos colectivo durante el resto del semestre. 

Luego, como no venden, le echarán la culpa a los tiempos que corren (como si en épocas de bonanza hubiesen llenado nuestros armarios) y se pondrán a hacer colaboraciones con Sugus para cambiar el azul del sabor piña por un azul Klein by Duyos o alguna pollez de esas y días después organizarán un fiestón (pagado por todos again) para vestir con moda española a los nuevos Pim y Pom o a la versión new-age de Mariquita Pérez.

Pero claro ¿Qué se puede esperar de unos seres que carecen de un equipo profesional de confianza y en su mayoría viven de jóvenes becarios que trabajan gratis durante salvajes jornadas hambrientos de curriculum y que son capaces de hasta fustigarse con tal de ir añadiendo experiencia a su historial y que están capitaneados por un ser de cuidada alopecia y sibilina vocecilla propia de aquel que nunca ha roto un Duralex?. NADA:


Esto es lo que deseo para semejante panda y su insigne cohorte de mafiosos:


Y luego ya entramos en la Madrid Fashion Week, que es como se llama ahora a la Pasarela Cibeles, seguramente para hacerle la picha un lío al corresponsal de "El adelantado de Segovia" y no para ayudar al de "The New York Times Style" que es más que probable que no es que ya ni sepa de la existencia de tan magno evento, si no que hasta dudo que pueda situar a Madrid en el mapa:


Así se me queda la cara cada vez que voy a dicha mamarrachada de pasarela:


Pasarela que tiene que tirar de recursos tan baratos para acaparar la atención mediática como el de los mínimos de masa corporal de las modelis que desfilan en sus barracones:


Aunque deberían de pesar también al público, porque uno, que si bien no es una sílfide tampoco es que sea como para apedrear en plaza pública (aunque camino de ello va), comparado con la anorexia reinante entre la muchachada allí reinante, se siente poco menos que el oso Yogui después de haber engullido cuatro cestas de excursionistas incautos durante algún descuido del guardabosques:


Pero aun así, me camuflo entre ellos y disfruto del espectáculo como uno más:


Aunque a veces piense que algunas propuestas han sido pensadas con el culo:


O sea testigo que la moda para algunos se ha convertido en esto. Me explico:

Internet ha sido maravilloso, pero también ha sido un puto desastre. Para todo aquel con un teclado y una conexión a internet (incluído yo, faltaría plus) es facilísimo convertirse en ídolo de opinión.

La cosa de por si pinta bien, pero cuando eres un lerdo con más faltas de ortografía que Helen Keller antes que Anna Sullivan apareciese en su vida, ya se empieza a perder la gracia y se entra en el terreno de lo estúpido y lo peligroso.

Por ejemplo, uno que parece que tiene muchos seguidores en el noble arte de decidir que braga faja combina mejor con una muñequera Champion es un tal Victor Blanco, Victoria Vera, Verónica Castro... yo que sé! lo único que recuerdo es que su nombre empieza con "v" (de vorrego, que escribiría el aquí citado).

El caso es que hay que reconocer que ha sido listo y se ha montado un personaje por obra y gracia de calzarse unos taconazos más propios de los higos que de las brevas.

La verdad es que el que un tío sea tan osadamente mononeuronal como para hacer propio el último atisbo de esclavitud estética que le queda a la mujer tras años de liberación corsetil y demás, es algo que entre me fascina y me horroriza. Pero ahí anda el hombre este, más feliz que una meretriz y no seré yo el que le quite la sonrisa a un niño, por mucho que necesite su ego de un photocall para mostrárnosla.

Dichoso él:


Pero volviendo al tema Madrid Fashion Week, para que os deis cuenta de la seriedad que muestra al verdadero profesional, nada más entrar y si quieres asistir a algún desfile, tienes que sortear a una horda de niñas que hacen cola para que las maquillen gratis y acto seguido hacerse una especie de video porno-soft delante de una pantalla de leds con imágenes como de karaoke cutre.

Normal que el comprador ante semejante visión brille por su ausencia:


Una vez pasada la primera barrera, te cagarás en la democratización de la réflex y tendrás que correr como alma que lleva el diablo para no morir cegado ante una legión de prepúberes que armados con sus Canon Eos buscan modelis de estilo con los que ilustrar miles de blogs insustanciales y carentes del mínimo interés:


Ya dentro, te encontrarás multitud de conocidos (aquí ya debemos poner el modo RR.PP).

Uno, que ha salido pancho por naturaleza, nunca ha sido muy de criticar a no ser que tenga una razón de peso (que tampoco debemos confundir pancho con gilipollas) y asiste atónito a una especie de coreografía de sonrisas, dobles caras y abrazos amistosos entre personas que a ciencia cierta sabes que se ponen como el trapo del horno.

Imagino que en todos los gremios se dará tan increíble comportamiento, pero no sé porque me da en la nariz que en la moda es más a lo bestia. Egos, envidias (aunque sea simplemente porque uno lleve unos zapatos menos molones que los de su interlocutor) y mediocridades varias salen a relucir y yo la gozo como puta en Cuaresma:


Niñatas con sus mejores galas juegan a ser modelis por un día:


Y algunos hasta se apuntan a un desfile llamado "Cool People" en el que dan rienda suelta a lo que mejor se les da: hacer el gilipollas en público delante de una audiencia más o menos considerable (y lo siento por este chaval e ilustrar este comentario con una foto suya, porque siempre lo veo tan felizón que me parece que debe ser buena persona, pero alguien le debería dar un par de hostias bien dadas a ver si se me espabila y se da cuenta que la vida no es pasarse las 24 horas dejándose retratar como una especie de borderline sin ningún tipo de criterio estilístico, si no que aquí hemos venido para empresas mayores... o por lo menos intentarlo):


Pero mooooooola maaaaaaaazo, que diría Camilín, fijarse en las modernas que pululan por el recinto en busca de alguna foto.

La tendencia actual parece ser el asemejarse a ese look del que nuestras madres reniegan cada vez que encuentras fotos de su juventud en algún aciago cajón. Una mezcla entre Sandy Duncan, Sandra Dee y una subnormal de las de manual:


Y a mi se me caen las bragas ante tan esperpéntico espectáculo:


Aunque uno tiene ya tanta mili hecha que como no estoy acostumbrado a bragas, las costuras me hacen llagas:


Así que a este tipo de seres, les diría que todavía están a tiempo de convertirse en hombres y mujeres de provecho:


De recuperar la elegancia bien entendida:


Y de dejarse de influenciar por diseñadores que proponen mamarrachadas debido a una vida dedicada a la ingesta de pirulazos:


Que así luego sale lo que sale, aquello que yo denomino "Pijamismo".

Y es que el "Pijamismo" es muy frecuente en Cibeles, sobre todo entre los jóvenes diseñadores. Yo comprendo que no hay dinero que respalde una buena colección y que siempre es más fácil marcarse un patrón base bastante simple, pero uno ya empieza a estar hasta los mamelos de ver centenares de monos cortitos y  de pantaloncitos tobilleros sin bolsillos ni ningún tipo de detalle que complique su manufactura a juego con camisas guayaberas estampadas con falos o algo rollo "soy super transgresor".

Lo poco agrada y lo mucho enfada, que decía aquel:


Pero ahí están algunos, consagrándose poco a poco con esta táctica, llenándolo todo de besitos y dando a entender al mundo que no hay nada como nacer con una flor en el culo:


Aunque los niñatos antes mencionados vayan a sus desfiles más para ver a los enclenques maromos que recorren la pasarela que para interesarse por sus últimos saltos de cama:


Y uno, que quiere dedicarse a este noble oficio (porque hay mucha gente que se lo curra en este país y sigue pensando que honestidad y creatividad no tienen porque estar reñidas) a veces piensa en mandarlo a tomar todo por el Ohio y volver a los los tiempos en los que cualquier problema encontraba solución bajo el amparo de su señora madre:


Por mucho que ahora ya no tenga edad para semejante demostración de afecto y tenga que hacerlo bajo el de su señora:


Y así volverse a animar un poco:


Aunque no nos hayan sacado en ningún blog de tendencias por no llevar unos vaqueros como turbante y salir en calzoncillos a las calles cubriendo nuestras desnudas piernas canilleras con unas medias de fantasía típicas de los 80 pedidas prestadas a alguna de esas tías fiesteras y enrolladas que todos hemos tenido.

Ellos se lo pierden:


En fin...Pa lo que hemos quedao!:


Pd. Y desde aquí mi más sincera enhorabuena a ALBERTO PURAS y MOISÉS NIETO o como dar un par de hostias en plena cara a algunos diseñadores más consagrados con dos colecciones curradas, pensadas y llenas de ilusión. Espero que con los años, cuando los dineros empiecen a llegar a su puerta a modo de subvenciones no se me acomoden y sigan intentando hacer lo mejor y eviten gastarse el 90 % de dicha subvención en pagarse unas vacaciones en las Seychelles para luego contarlo en algún artículo gilipollesco de la VOGUE. Seguramente con ellos me pierda la subjetividad pero... estamos en España ¿no?.

26 comentarios:

  1. Que si, nene, que si, que todo es un horror y una vergüenza, y que después de 15 años currando en este sector, uno se plantea (mi caso personal) hacerse camello y venderles pastis a todas las blogger y demás absurdas que andan por allí. Hace algunos años Chu Uroz me dijo, no te quedes en España, aquí no hay nada que hacer...No le hice caso, siempre fuí cobarde y ahora me toca comerme el marrón.

    ResponderEliminar
  2. Y digo yo, Abraham, ¿no se supone que nosotros hemos "estudiado" para esto? No para todo el lío "bloggeril", sino para El Mundo del Diseño -así, en mayúsculas- del que hablas al principio de la entrada. En realidad, a veces prefiero ni pensarlo, así que no hace falta que respondas: dejémoslo en pregunta retórica...

    Esté de acuerdo o no con tus reflexiones -que en este post, y sin ánimos de peloteo, reafirmo varias de las mismas-, admiro tu sinceridad sin tapujos (aunque, conociéndote, no esperaba menos de ti ;)

    Aprovecho para mandarte un abrazo, comentarte que envidio/flipo con tu archivo de fotos (envidia de la sana, tranquilo) y decirte que te sigo en ambos blogs (¡pero a ver si nos dejamos de tanta "virtualidad" y nos ponemos al día como debe ser!)

    Lo dicho, un abrazo enorme

    Utri

    ResponderEliminar
  3. Lo mejor que he leido en la red en muuuuucho tiempo, ¡¡¡felicidades!!! Verdades como puños y, encima, bien escritas. Gente como tu es la que debería triunfar y no la caterva de mamarrachos (léase como genérico de femenino y masculino, me niego a la mamarrachada, valga la redundancia, de escribir mamarrachos y mamarrachas)que pululan por aquí.
    Un abrazo y sigue con esa claridad de criterio.
    Maribel

    ResponderEliminar
  4. PD: Y que conste que comento como anónimo, porque en tu página (no se por qué) no me permite colgar comentarios con mi cuenta de Google. Pero, como comprobarás, los firmo.
    Otro abrazo
    Maribel

    ResponderEliminar
  5. Y qué fue de Josep Font? Cómo puede ser posible que ya no diseñe para su firma?

    ResponderEliminar
  6. Grande por tantísimas cosas, pero sobre todo la verdad única y fundamental aplicable a cualquier mundillo: el mediocre ignorante dirigente idolatrado por aquellos que venderían su alma al diablo por arrebatarle el puesto, en la misma mediocridad de condiciones.

    Hay que ejercer de sheriff Kane. Los demás vendrán detrás tarde o temprano.

    ResponderEliminar
  7. Lo anterior es mío, no me deja perfilarme.

    Miss Gwilt

    ResponderEliminar
  8. Acabo de sobrevivir a MFW y leo este artículo, y no me he podido sentir más identificada...la democratizacione de la reflex, las niñas, y lo de "Y uno, que quiere dedicarse a este noble oficio (porque hay mucha gente que se lo curra en este país y sigue pensando que honestidad y creatividad no tienen porque estar reñidas) a veces piensa en mandarlo a tomar todo por el Ohio".

    Solo tengo 20 años (21 dentro de 1 mes) y empiezo a ver como funciona todo por aquí en la industria y la verdad, no sé porque sigo, será cosa de la vocación. Intentaré llegar a mis metas con honestidad y dedicación, pero ya empiezo a ver que muchas veces no es suficiente. Asi que, probablemente acabe en otro país.

    Un 10 de artículo, enserio!

    Cynthia.

    ResponderEliminar
  9. "Antes de nada enhorabuena por tu programa"

    100% de acuerdo con todo lo que escribes....

    ResponderEliminar
  10. !!Bravo!! Es una buena lección magistral del estado de la moda española. Lo triste es que puede extenderse con matices a otros campos devastados, por ej. la investigación.

    Las ilustraciones son chulísimas.

    ResponderEliminar
  11. ¡Te has quedado a gusto! Estoy de acuerdo con la muchas de las cosas, sobretodo la felicitación a Moises

    ResponderEliminar
  12. Asi es como hay que decir las cosas, la verdad desnuda y sin paños calientes. Y ademas bien escrito.

    Ya era fan de tus ilustraciones y tus diseños. Ahora soy fan en modo total :D

    ResponderEliminar
  13. ¡BRAVO!

    Y no hay más que decir. "Envidia" e "Ignorancia" son las que sobran en este país y lo que es inconcebible es que gente tan válida y preparada como tú tenga que ver como 4 mamones hacen el gilipollas y la gente les aplaude como monos en circo. ¡Pues no!

    Bueno, que eso, mucho ánimo, al final el esfuerzo siempre da sus frutos!
    Y si no, nos tienes aquí a tus "seguidores" para apoyarte! ;)

    Sigue deleitándonos como tú sabes!

    ResponderEliminar
  14. Lo unico que yo puedo decir es que me gusta mucho tu trabajo, tus comentarios en el blog y la gran mayoria de las fotos que incorporas y que me gusta ver a la gente vestida, es decir con eso que hace que los ojos les sigan, esto no me pasa con lo que veo de Cibeles, me parece triste porque estoy seguro de que hay gente tan buena como tu esperando.
    Te deseo la mayor de las suertes.

    ResponderEliminar
  15. Por fin una radiografía de la Mediocre Fashion Week. Basta ya de hacernos creer que tenemos una industria de la moda ...... eso es Zara y no fabrica aquí y mucho menos crea.

    Talento hay en las escuelas de diseño.... pero también mucho gilipollas que cose en casa cuatro prendas mal hechas y las intenta vender a precios caros porque son únicas y artesanales.

    Mucho hablar de la democracia de la moda y que por cuatro duros se viste uno estiloso, pero poca gente viste bien, con ropa buena y bonita.

    ResponderEliminar
  16. Un post excelente. Ya conoces mi opinion al respecto. Pero te cuento que los bloggers petardos fotografiando disfraces no son una exlusividad espanola, en NY en Lincoln Center estaba lleno, y en Milan igual!! Si de lo malo siempr abunda, por desgracia!

    ResponderEliminar
  17. NO NO NO NO jaja!
    me he meado al ver al famoso SHIKILLO en este santuario.

    Madre mia.

    ResponderEliminar
  18. hacia tiempo que no leía algo tan bueno !!
    un gusto seguirte, un abrazo y que tengas un buen día
    Estibalitz

    ResponderEliminar
  19. no puedo estar mas de acuerdo, en muchas ocasiones me da verdadera vergüenza pertenecer al mundo de la moda solo por la cantidad de subnormales hipócritas que hay ,espero que la cosa mejore aun que lo dudo , la moda debería de mostrarse como un arte no como un circo de mamarrachos :D

    ResponderEliminar
  20. Me encanta tu blog. Es una pena que con el sabroso vitriolo que derramas en él, no encuentres la forma de buscarte la vida con éste y abandones el almibar de tus diseños que también merecerían una comparación en la que tal vez tú tampoco saldrías muy bien parado.

    ResponderEliminar
  21. O prueba a escribir en EL Jueves si las cursis del Vogue España no te admiten. Ellas y todos nosotros nos lo perdemos.

    ResponderEliminar
  22. todos mierdas menos yo, ¿es eso?

    ResponderEliminar

DI ALGO COÑO!